jueves, 2 de febrero de 2012

De la "mala pinta" de Rossell al "sobaco" de Pinto

Hay cosas que no se hacen extrañas, y una de ellas es el ver mis entradas con críticas al Barcelona y al arbitraje español (por lo que sé que me saldrán enemigos, pero se puede decir que soy como Mourinho, digo lo que pienso tal cual lo pienso) pero es que con cada partido que veo, con cada eliminatoria que veo en la que está el FC Barcelona de por medio, más y más me indigno de que ese sea el "equipo" modelo en España y en el mundo, que la imagen del fútbol español sea un equipo el cual parece que debe ganar sí o sí.

Lo de ayer es un claro ejemplo más de todo esto, un ejemplo más, el equipo "que nunca habla de los árbitros" últimamente ha hablado de los árbitros más que de costumbre, y con buenos resultados. Primero fue Xavi quien habló, y le respondieron con un "buen" arbitraje de Teixeira en la vuelta de las semifinales de la Copa contra el Real Madrid.

Después, fueron dos, primero Messi, criticando al árbitro de soberbio por amenazarle con la tarjeta amarilla si le seguia protestando (normal, estan acostumbrados a que los árbitros hagan lo que ellos quieran y si alguno quiere actuar bien les viene largo) y después el presidente, Sandro Rossell, (que ya me empieza a recordar a Gaspart, cada vez que habla es para liarla un poco más) hablando de los arbitrajes nuevamente, el resultado, lo que todos vimos ayer, una clara jugada a los 20 minutos en la que todo el estadio (excepto el árbitro y sus asistentes) vió que Pinto mereció la roja directa.


La jugada no deja lugar a confusión, es mano clara y expulsión de Pinto

 
Saldrán ahora muchas hipótesis sobre la jugada, que si el árbitro no la vió, que si Pinto realmente tiene razón y sólo se resbaló dándole al balón involuntariamente con el sobaco, que si el madridismo está paranoico con la conspiración de los árbitros... Pero lo cierto es que en los últimos años, en cada eliminatoria en la que el Barcelona ha jugado, bien sea Copa o Champions League, siempre ha existido uno u otro condicionante que les ha lanzado al triunfo, recordando arbitrajes como el de Stamford Bridge, o las eliminatorias contra Arsenal y Real Madrid en Champions.

También habrá quienes se defiendan hablando del arbitraje que les perjudicó contra el Inter de Milán hace un par de temporadas, cuando un gol de Diego Milito en posición adelantada (aunque no en una posición tan escandalosa como los culés quieren hacer ver) fue el gol que le sirvió al Inter para pasar a la final, pues bien, también en esa eliminatoria tuvieron su polémica, lo único, que no quieren recordar como a los 30 minutos del partido de vuelta Motta fue expulsado tras una magistral lección teatral de Sergio Busquets (en serio, el día que se retire puede ser actor, consigue mínimo un óscar) Pero al menos, por una vez se hizo justicia, y las triquiñuelas del Barcelona no les sirvieron para ganar otro título.
  
Como dijo José Callejón, yo creía que en el Barcelona no se hablaba de los árbitros, será que algo está cambiando... aunque realmente, no está cambiando mucho el panorama, solo las formas, antes no era necesario que hablaran del árbitro, ahora sí se les hace necesario, les recuerdan semana tras semana que son el FC Barcelona y que merecen un "trato especial" por ser quienes son.

By: Txus Ruiz
 

1 comentarios:

En esa foto, no deja lugar a dudas, es mano afuera del área, y tiro libre indirecto peligrosísimo en favor del Valencia que seguramente terminaría en el primer gol de una goleada jamás vista.
Ahora, desde el punto de vista del asistente y del árbitro es una jugada muy difícil de ver, pocos centímetros separan la pelota de la línea del área y además es una jugada de mucha velocidad.
No veamos fantasmas donde los hay. Igual, te apoyo en la opinión porque sos groso.

Saludos.
EL 10 Y 10 MÁS

Publicar un comentario

Loading